La Recova nació en 2009, y lo hizo con la vocación de acercar al gran público mobiliario y piezas de decoración de los años 50 y 60, llenos de encanto aun sin autoría conocida.

El Rastro era el lugar idóneo: nuestra filosofía fue inaugurar una almoneda de piezas europeas que fueron modernas para su época a un precio más que ajustado, que convivieran con lo más castizo de Madrid.

En 2017 nos apetecía probar otra zona, esta vez Chueca, y realizar una selección aún más selecta. MidCentury-La Recova era el reto de encontrar piezas de autor, muebles italianos de los años 50 y mezclarlas con las piezas icónicas y populares de La Recova como son las minimesitas púa, la cerámica fatlava o la porcelana biscuit alemana y los cristales muranos, checos o nórdicos. Elegancia, sofisticación y exclusividad para uno de los barrios más chic de Madrid.

Sin duda nuestra filosofía tenía que perdurar también aquí manteniendo unos precios asequibles y seguir estando orgullosos de  nuestro mayor leit motiv: que la calidad no tiene por qué ir reñida con un precio razonable.